¿Qué tipo de comida NO debería darle a mi perro?
06/05/2016
como bañar a tu mascota
¿Cómo bañar a tu mascota?
07/04/2016
Mostrar todo

Consejos para el cuidado de perros de razas pequeñas

Tener un perro de tamaño pequeño trae muchos beneficios. Por ejemplo, se sabe que las razas chiquitas son más longevas, prácticas y económicas que las razas grandes. Se pueden transportar y bañar con facilidad, además de consumir una menor cantidad de comida y de requerir accesorios relativamente más baratos.

Si has leído los factores antes mencionados y realmente te gustaría tener un perro chiquito en tu hogar, o si tienes uno ya y quieres brindarle una atención adecuada, a continuación te daremos una lista de consejos para que puedas darle a tu perro de raza pequeña el cuidado especifico que necesita.

  •  Cortar periódicamente sus uñas:

Las razas chicas usualmente son para compañía, así que suelen vivir en apartamentos o casas de ciudad. Teniendo en cuenta que estos animales normalmente caminan sobre baldosas o lugares lisos, y que además tienen poco peso corporal, no es de extrañar que sus uñas no puedan ser limadas y desgastadas de forma natural, como sucede con los perros que habitan en el campo o de razas más grandes. Las uñas de los perros pequeños pueden llegar a crecer mucho, haciéndoles sentir incómodos y dificultándoles caminar de manera correcta. Es por ello que se recomienda cortarles las uñas una vez al mes.

 

  • Advertir cambios de temperatura en el ambiente:

Debido al peso ligero, escaso tamaño y poca cantidad de grasa corporal que tienen estos peludos amigos, el calor que hay en su cuerpo tiende a escaparse fácilmente. Las razas chiquitas de perros suelen sufrir de frio constante e hipotermia, sobre todo las que tienen poco pelaje o pesan menos de 2 Kg. Para resolver este problema, es aconsejable comprarles ropa cuando existan climas fríos, lluvia o humedad en el aire.

 

  • Vigilar su alimentación:

Los perros chiquitos generalmente tienen el metabolismo alto, pues necesitan quemar más calorías para mantener constante su temperatura corporal y evitar la hipotermia. Dado que el estómago de estas razas es muy reducido, a diario necesitan consumir muchas calorías en pequeñas dosis de comida. En el mercado hay comida especialmente pensada para ajustarse a las necesidades nutricionales de este tipo de mascotas y además de eso, la comida tiene el tamaño justo para que la dentadura del animal pueda masticarla sin ningún problema.

 

  • Cuidar sus dientes:

Las razas pequeñas tienen una dentadura muy sensible y después de los 3 años de edad pueden comenzar a sufrir de sarro y placa bacteriana. Es recomendable darles alimentos que ayuden a limpiar sus dientes, como la comida seca y productos comestibles especiales que venden en las tiendas de mascotas. Además de esto, se recomienda revisar la dentadura del animal y cepillar sus dientes cada cierto tiempo. En caso de que su perro tenga mal aliento o sangrado en las encías, llévelo al veterinario rápidamente.

 

  • Chequear su corazón:

Para finalizar, las razas chicas muchas veces padecen de problemas del corazón al llegar a los 10 años de edad, pues sus válvulas se debilitan y el corazón no puede bombear bien la sangre. Para prevenir esto, puedes recurrir al veterinario una vez que el perro cumpla con la edad antes mencionada, y así realizarle una serie de exámenes médicos para conocer su estado de salud. Además de esto, es importante que estés preparado para tomarle el pulso y que observes su comportamiento, ya que si jadea mucho puede ser por causa de esta enfermedad.